Las grandes ciudades: ¿Son un perjuicio para nuestros cerebros?

Introducción: Hay que reconocer que la ciudad siempre ha sido un motor de la vida intelectual, desde las cafeterías de Londres del siglo XVIII, donde los ciudadanos se reunían para discutir sobre química y política radical, hasta los bares de la orilla izquierda del París moderno, donde Pablo Picasso hablaba del arte moderno. Sin la metrópolis, no podríamos haber tenido el gran arte de Shakespeare o James Joyce; Incluso Einstein se inspiró en medio de un trabajo monótono. Y, sin embargo, la vida de ciudad no es fácil. Los mismos cafés de Londres que estimularon a Ben Franklin también ayudaron … Sigue leyendo Las grandes ciudades: ¿Son un perjuicio para nuestros cerebros?