La Esencia de la Magia

 

 

 

No era ese tipo de chica…De las que usan mucho maquillaje e intentan acaparar los reflectores todos los días.

No. Definitivamente no era una vanidosa típica. Tampoco era un pajarillo coqueto de mente silenciosa, y palabras vacías.


Ella tenía una chispa incontenible. Y bien se podría decir que creaba su propia definición del carisma. Con eso era suficiente para que todos los que, por aquel entonces, estábamos a su alrededor, no pudiéramos dejar de pensar en lo atractiva que era.
A diferencia de otras, ella llevaba un maquillaje interno, de elusiva percepción, que se reflejaba en el brillo de sus ojos; y en la melancolía que por instantes invadía su mirada.


Y sí: estaba un tanto loca; como todo aquello que se atreve a vivir en serio.


Pero no era lo suyo el ardor del fuego…


Cuando pienso en ella, la palabra que primero se me viene a la mente es «arena»; era más como un puñado de arena. Y por más que nos esforzáramos por contenerla, se nos deslizaba entre los dedos y se desparramaba en el viento.
Tenía dentro la esencia de la magia. De esa que la gente no puede dejar de hablar al respecto.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
#AlejandroMenendez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *