¿Por qué tu percepción dicta tus resultados?

Las personas no están perturbadas por las cosas, sino por la opinión que tienen de ellas

Epicteto

La percepción es todo cuando se trata de cómo interactuamos con el mundo…

Es la lente a través de la cual experimentamos la vida y debe tomarse con la mayor seriedad si uno desea alcanzar un nivel alto en la vida.

¿Por qué la percepción es tan poderosa?

La percepción es poderosa porque literalmente dicta en cuál es la realidad qué ves y en aquella que vives.

Cada uno de nosotros vive en una realidad diferente, literalmente, debido a las diferentes formas de percepción con las que nos involucramos en el mundo. Este es un punto crítico a entender porque eso significa que literalmente todos vivimos en mundos diferentes como resultado de diferentes creencias, pensamientos, mentalidades, etc.

Esa es la razón por la cual la percepción es tan importante en última instancia: la percepción dicta los resultados que obtenemos dentro de nuestras vidas.

Vamos a explorar las diferentes mentalidades a continuación.

Percepción Saludable

Una percepción saludable es aquella que entiende que toda percepción es subjetiva y se basa en un sinnúmero de factores y circunstancias.

«Cada persona tiene su propia realidad».

Un individuo con una percepción saludable entiende que todos vivimos en nuestros pequeños mundos, literalmente.

Por esta razón, esta persona puede adoptar todas las perspectivas y formas de pensar en lugar de demonizar otras perspectivas o moralizar la propia.

«Aquello en lo que me centre, dictará lo que veo más seguido».

La diferencia principal entre una percepción saludable y una percepción poco saludable es que la percepción saludable comprende que puede elegir enfocarse en cosas de alta calidad y obtener a cambio más cosas de alta calidad.

Entienden que el enfoque nos aporta más oportunidades de obtener los objetivos y que esto puede ser aprovechado para formar una vida de alta calidad.

«Mi percepción está sujeta a error».

Una percepción saludable comprende que existen mecanismos defectuosos cuando se trata de entender el mundo por lo que realmente es. Entiende que la realidad no puede entenderse de forma totalmente objetiva porque está atrapada en un punto de vista subjetivo.

Entiende falacias lógicas y sesgos subjetivos.

Percepción no saludable

Una percepción poco saludable es aquella que se convence de que toda percepción es objetiva a sus propios estándares, creencias y actitudes.

«Entiendo la verdad».

Un individuo con una percepción poco saludable piensa que él o ella entiende la verdad con una «T» mayúscula.

Han arraigado su percepción desde el punto de vista del ego y esto ha hecho que se conviertan en dogmáticos en todas las áreas de sus vidas: nutrición, religión, etcétera.

«El enfoque no es tan importante».

La percepción no saludable no comprende el poder del enfoque por el mismo hecho de que está arraigada en su propia ignorancia. No es consciente de que el enfoque es uno de nuestros recursos más poderosos y que nos da más oportunidades de lograr objetivos. En general, la gente de percepción poco saludable, se enfoca en que “la sociedad le negará el éxito” y que “las cartas están tiradas”. Lo cual los deja en posición de víctimas.

«Mi percepción es impecable».

La percepción poco saludable piensa que él o ella tiene todo resuelto y que su realidad subjetiva no está sujeta a ningún tipo de falla o error en absoluto.

No comprende falacias lógicas ni sesgos subjetivos.

A continuación, analizaremos algunas formas en las que podemos desarrollar una percepción saludable.

Cómo desarrollar una percepción más saludable:

La percepción saludable se desarrolla de varias maneras, idealmente en combinación:

Enfócate en lo que quieres

Cuando se trata de cada área de tu vida, enfócate en lo que quieres y no en lo que no quieres.

Úsalo como un motor en tu trabajo diario y fuérzate a considerarlo posible.

A veces pensamos en la cima de la montaña y nos sentimos desesperanzados; alcanzar esa posición es algo que nosotros mismos, ni con todo el optimismo del mundo, consideramos posible. Por lo cual, mejor aprende a reconocer objetivos que tú mismo crees alcanzables e intenta de lograrlos. Una vez conseguido, sube otro peldaño. Cuando quieras darte cuenta, te sorprenderás de lo mucho que tu enfoque sostenido te ha entregado.

Estudiar y comprender la percepción.

Estudie y trate de comprender áreas y temas como falacias lógicas y sesgos subjetivos para reconocer cómo se puede engañar a la percepción subjetiva.

Esto te ayudará a avanzar hacia un tipo de percepción mucho más saludable y humilde.

Toma el 100% de responsabilidad por lo que dejas existir en tu percepción.

Siempre asuma la responsabilidad de todos los cambios y patrones en su vida. Esto inculcará y potenciará la mentalidad dentro de su psique y carácter; ya que le enseñará que usted es el que tiene el control.

Conclusión

La percepción dirigirá el tipo de vida que todos tenemos…

Entonces, ¿qué tipo de percepción nos gustaría cultivar y por qué?

Esta es la pregunta para regresar constantemente y centrarnos en nosotros mismos.




¿Te gusta el contenido?

Sígueme en las redes o subscríbete

Si te gusta el contenido de la pagina y quieres que te informe cuando se suban nuevos artículos al blog, puedes aprovechar los vínculos debajo para seguirme en redes sociales o subscribirte al sitio. 

¡Al suscribirte recibirás un mail semanal con todas las novedades!




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *